_MG_4465.jpg

Hi.

Welcome to my blog. I document my adventures in travel, style, and food

Marcel Mariën y su bailarina estrella

Marcel Mariën y su bailarina estrella

 
CeliaCueto_MarcelMarien_1.jpg
 

Descubrí a Marcel Mariën hace un par de años por casualidad, deambulando por el museo Tate en Londres. Max siempre me lleva a los mejores sitios para disfrutar de arte. Me llamó la atención una obra llamada Star Dancer. Era pequeñísima. Una estrella de mar flotaba sobre un fondo azul, calzada con un solo zapatito de tacón blanco. Super sencillo, ingenioso y gráfico. No me podía creer que no hubiese dado con Mariën antes. Murió en Bruselas en 1993, unos meses después de que naciese yo en la misma ciudad. Se le vincula a menudo con René Magritte, pero es uno de los personajes mas misteriosos y esquivos de la movida surrealista belga.

 
CeliaCueto_MarcelMarien_2.jpg
 

De Mariën se sabe poco, ya que se se quedó fuera de la mayoría de libros de arte. Alguno de vosotros quizás conoce sus gafas de un solo vidrio o sus fotografías eróticas, pero Mariën fue mucho más que eso. Era artista, editor (de Les lévres nues), periodista, ávido amante, marinero, contrabandista, embaucador profesional, fotógrafo, escultor, criminal y cineasta (de una única y polémica película, L'immitation du cinema, que combinaba material religioso y sexual. Fue inmediatamente  censurada después de las primeras proyecciones.) Pero se le conoce sobre todo como principal historiador y cronista del grupo surrealista belga. Esto no solo no le impedía, si no que le animaba a crear sur propias escandalosas obras, sensuales fotografías, ingeniosos collages, montajes inesperados y textos subversivos.

Aunque se le conoce menos que a sus amigos surrealistas, a Marcel no le faltaba talento. Desarrolló un estilo anárquico con rimas visuales llenas de poesía provocadora. Su creatividad y perspicacia llegaron más allá de su inicial torpeza con el dibujo o la pintura. Con humor, lucidez y humor usó todo tipo de materiales para crear. Le encantaba combinar objetos, imágenes, palabras y juguetes. Abordó temas tabú como la sexualidad o la política, a menudo mezclando ambos de forma satírica.

 
CeliaCueto_MarcelMarien_3.jpg
 

Me encanta el lado dadaísta de Mariën. Inocente y sabio, sofisticado y simple, subversivo y travieso. Como a Man Ray o Duchamp,  le encantaban las mujeres y las formas femeninas, un tema recurrente en su trabajo. No le asustaba hacer declaraciones políticas controvertidas, y aunque su estilo podría confundirse con el de un amateur, Mariën era muy consciente y dueño de su estética. Matt Damsker lo expresó mejor que nadie cuando dijo: "Por un lado, buscaba rendirle homenaje a sus inspiraciones surrealistas, mientras que por otro lado, como verdadero dadaísta, le pintaba un bigote infantil a la tradición de las bellas artes, y lo hizo con una mezcla de bravuconería y alegría desestabilizante."

Me encanta encontrar artistas multidisciplinarios porque me identifico con ese espíritu inquieto. Este poco conocido, pero más que relevante surrealista belga, llevó una vida llena de aventuras alucinantes. Su biografía está plagada de historias y bromas geniales. Recorrió el mundo, fue prisionero de guerra, un marinero en un barco danés, falsificó cuadros y billetes, los dos supuestamente pintados por el mismísimo Magritte. Os invito a que exploréis más este fascinante personaje, no os decepcionará. 

 
CeliaCueto_MarcelMarien_4.jpg
 
Un fin de semana en Mykonos

Un fin de semana en Mykonos

Bienvenid@s!

Bienvenid@s!